fbpx
Guia de Estilo Reportajes

Un 7 para Biden

4 febrero, 2021
Biden SML

Compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Siete claves para entender el look de Joe Biden considerando lo que usó en el cambio de mando y sus elegidos de siempre.

Por Rita Cox F.    Fotos: Getty Images / Shutterstock

 

1.POR QUÉ ES TAN SIMPLE

Sencillez para tiempos complejos. Para el cambio de mando, Joe Biden eligió el azul marino como color base en un abrigo de lana y botones; un traje a tono; una camisa de popelina blanca y una corbata celeste con nudos Windsor. Nada de rojo dramático en la corbata, como su antecesor.  Nada de  nuevo rico. Nada hiper complejo,  como el Washington en estado de sitio que lo vio recibir la investidura. Un look preciso y funcional, propio de quien tiene mucho que regenerar y echar a andar.

 

2.POR QUÉ RALPH LAUREN

“No hay otra marca de moda que encarne tanto la pompa de tonos primarios como el valor pastoral del ´sueño americano’ más plenamente que Ralph Lauren”, sentenció la versión inglesa de la revista GQ. Y no solo se refería a los códigos de la buena sastrería en tonos y materiales clásicos que mostró Joe Biden en el cambio de mando más tenso que recuerde la historia reciente, sino por el subtexto político que se desprende de la etiqueta nacida en Brooklyn. “Ralph Lauren tiene una larga historia no partidista de vestir a la élite política de Estados Unidos”, afirma correctamente GQ. Michelle Obama, Hillary Clinton, Nancy Reagan, George W Bush y Melania Trump han vestido la marca, más indestructible que el Capitolio hoy.

Antes del cambio de mando, el sitio WWD ya había anunciado que Joe Biden vestiría de Ralph Lauren y que el traje se haría en los talleres de Rochester Tailored Clothing, en Rochester, Nueva York. La lectura de los expertos citados por WWD fue que la elección de la etiqueta clásica estadounidense, fundada en 1967, era “una declaración de vestimenta simbólica para un regreso al decoro y la defensa de los valores de Estados Unidos”.

No es la primera vez que Biden viste de Ralph Lauren. Un ejemplo anterior es cuando se vacunó contra el Covid-19 y se le vio con una polera de manga larga y cuello alto, también en azul, con el logo de la marca. Presidente y diseñador están muy cerca en edad.  Biden tiene 78 años y Lauren 81. Ambos, desde sus respectivos lugares, representan el “sueño americano” y hacen la promesa de que ese es un sueño alcanzable para todos.  Pero, a la vez, Biden debe demostrar que está en perfectas condiciones físicas. Obama tiene 59 años y Trump 74. El “ageless” de Polo Ralph Lauren es una buena herramienta en esa causa.

Prendas estrenadas y vueltas a usar (a lo Michelle Obama), zapatos de etiqueta (ama los Valentino), botas de Stuart Weitzman, propuestas de la diseñadora de origen libanés Reem Accra y de la diseñadora de origen uruguayo Gabriela Hearst. El lenguaje del vestir de Jill Biden, doctorada, profesional e indepen - diente. Señales que retroceden a los códigos de Michelle Obama y se saltan los de Melania.

3.POR QUÉ AZUL

En 2020 Pantone eligió el Classic Blue (19-4052) como el color del año y con eso enalteció una clásica y eterna paleta: la de los azules. En el terreno de las interpretaciones, el azul se relaciona a lo sereno, lo estable y a una sencilla elegancia. Como se lee en el sitio de Pantone, “sin género en perspectiva y sin estaciones en resistencia, este tono permite mezclas de colores en todo el espectro, pero al mismo tiempo, hace una fuerte declaración por sí solo”. Estabilidad y prestancia: lo que Biden eligió comunicar.  Fue también, según WWD, una señal hacia el partido demócrata.

 

4.POR QUÉ ESA SILUETA

Con esa silueta recta, sin centímetro de más ni de menos, Joe Biden viene a retomar el lenguaje no verbal de la administración Obama, para la que fue vicepresidente. Un mandato fuera del descontrol es también un mandato sin trajes bolsudos, sin corbatas rojas y largas hasta casi la rodilla, en combinación con el tostado y el pelo naranja, sin esa aura caótica de Donald Trump. La pulcritud es, probablemente, una forma que tiene Biden de comunicar que parte de su trabajo será contener.

  1. POR QUÉ SIN COLLERAS

Nadie más que Joe Biden podría responder sobre su opción de prescindir de las colleras, accesorio que sí usan Obama y Trump.

 

  1. POR QUÉ ESOS ANTEOJOS

Hace décadas que Joe Biden no suelta los Ray-Ban Aviators dorados con lentes negros clásicos. Los usó cuando era vicepresidente, y los usó en campaña. ¿Por qué cambiar lo que funciona bien? Según GQ, además de otorgarle un estilo típicamente americano, el modelo “acentúa los ángulos de su mandíbula, la rigidez del marco funciona bien contra la suavidad de su pelo y el tono más oscuro de anteojos complementa su tez más clara”. Y habría que sumar otro punto: efectivos para escapar del sol (fueron diseñados para los aviadores en los años 30), los Ray-Ban son también delicados. Sólo sobreviven en manos que saben cuidar. Ningún bruto puede con ellos.

Los anteojos los RayBan Aviators, los que usa hace años, refuerzan su estilo típicamente estadounidense. Un estilo medio Top gun de la política y el poder.”
  1. POR QUÉ ES EL MANDATARIO MÁS ELEGANTE QUE HA PISADO LA CASA BLANCA DESPUÉS DE OBAMA

Dos razones. Una, porque antes estuvo Trump, un desastre en materia de presentación personal. Un meme corpóreo. Dos, porque lo dicen Tom Ford, Tommy Hilfiger, Virgil Abloh. ¿Para qué polemizar? En otro artículo de GC, Tom Ford aseguró que “Joe Biden es el presidente estadounidense perfecto por ahora. Siempre he dicho que la verdadera elegancia no se trata de estilo, sino de la forma en que uno trata a los demás. Y Joe Biden es elegante. También resulta ser elegantemente elegante: discreto y una especie de calma y seguridad en sí mismo que viene con la edad y la experiencia. Delgado y largo con una postura perfecta, lo encuentro bastante elegante. Un contraste dramático con su predecesor. De hecho, un contraste bienvenido en todos los sentidos”.

El rey del preppy americano, Tommy Hilfiger, opinó que “el guardarropa de Joe Biden es atemporal, tradicional, sofisticado pero genial. Joe y Jill Biden son realmente el sueño americano y es inspirador verlos vestirse como corresponde. Aprecio los accesorios llamativos de Joe, como sus anteojos de sol de aviador, son icónicos. Los líderes vienen de todas las formas. No todo el mundo necesita vestirse con un traje de sastre brillante; muchos líderes son igualmente impactantes en el estilo callejero o en piezas preferidas. Es más importante vestirse de manera auténtica con lo que eres, en lugar de la aprobación del público “.

Abloh, por su parte, el más joven de todos, y director artístico de Louis Vuitton Hombre, dijo que “Joe Biden aprovecha y exuda sin esfuerzo la confianza, el estilo y la gracia que impregna su ropa”.

 

Donald Trump, sus corbatas rojas hasta el suelo y todo lo que vino con esa apariencia apurada.
Lo escribió el New York Times: “En su juventud, y como estudiante en la Universidad de Delaware, Biden se instaló en la identidad pulida pero sin pretensiones que se convertiría en su marca política”.
Las camisas son todo un tema para Biden. Cuello perfecto, un botón abierto, equilibrio entre formalidad e informalidad.

Más Artículos