fbpx
Guia de Estilo

POLERÓN

LARGA VIDA A UN INESPERADO Y FIEL COMPAÑERO

5 mayo, 2021

Compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

POCA ROPA PUEDE INSTALARSE EN UN IDEARIO MÁS CONTRADICTORIO Y VASTO QUE EL POLERÓN, EL CUAL, CON LA MISMA VALIDEZ REPRESENTA CUESTIONES TAN OPUESTAS COMO LA INSURRECCIÓN, UNA CORRECCIÓN SANA/DEPORTIVA Y UN CHIC IMPREVISTO.

Texto: Nina Mackenna

En esta foto, Chancelor Jonathan Bennett más conocido por su nombre artístico, Chance The Rapper.
Sylvester Stallone, Rocky, 1976.

Como su nombre nos indica, la sudadera, o polerón, fue inicialmente confeccionada para absorber el sudor. En 1920, Benjamin Russell y sus hijos crearon el primer jersey hecho de algodón y que venía a solucionar un viejo problema de los deportistas universitarios, quienes hasta entonces practicaban sus juegos deportivos con pesados suéteres de lana, lo cual causaba irritación en la piel y transpiración excesiva.
Ya entrada la década de 1930, la sudadera avanzó en sus prestaciones y se le incorporó la capucha, introducida por vez primera por la marca, aun vigente, Champion. Tanto el polerón sin capucha como el Hoodie, populares entre los trabajadores de USA fueron lentamente extendiendo su popularidad en los gimnasios. En ese momento, se corta su parte frontal y se le añade un cierre éclair para facilitar su uso.
Como suele ocurrir con la ropa versátil y cómoda, las sudaderas pasaron rápidamente del ámbito masculino deportivo tradicional a la contracultura. En los setenta y los ochenta, tanto los skaters del sur de California como los artistas callejeros de Nueva York, adoptaron su uso, dándole una visibilidad a la prenda en ese estrato particularmente influyente cuando se trata de influir a otros en el modo de vestir.

Tommy Hilfiger $42.990.
Tommy Hilfiger $42.990.
Previous
Next
Polo Ralph Lauren ha sido una marca tenaz y efectiva para encumbrar el polerón a lo más alto de su estatus en la moda.

El caso del polerón con capucha y su apropiación por las tribus urbanas más insurrectas, descansa en la característica informal de su look y en el bonus de ayudar a ocultar la cara de las policías, y ese cariz ha perdurado hasta hoy.
Pero fue durante los noventa en que el polerón traspasó los mundos y se instaló transversalmente: durante el movimiento del hip-hop de los ochenta y los noventa, el polerón era, al mismo tiempo, un símbolo de autenticidad en el mundo de la calle, y el estandarte de los yuppies, el arquetipo del WASP exitoso, quienes lo usaban tanto para correr como para vestir sus relajados looks de weekend.
El golpe de gracia lo dio Ralph Lauren, al retratarlo en sus campañas de Polo Ralph Lauren entre camisas y refinadas chaquetas de tweed, sellando su indestructible y llevadero esplendor.

La protesta de las capuchas por la muerte de Trayvon Martin en Nueva York, 2013.
Missoni
Archivo SML

Más Artículos