fbpx
Sexy

Eugenia Lemos

1 enero, 2016

Compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Dirección creativa y producción IPC STUDIO
Fotos Paola velazquez
Moda Mari Mackenna y Gerri Kimber
Maquillaje Mariana Bacarreza
Pelo Jean bohus
Locación Viña Casa Silva

Eugenia Lemos es la prueba de que las personas cambian, o bien de que la imagen de la televisión es completamente falsa. La argentina que peleó con quien se pusiera por delante en los realities de MEGA, que ninguneó a Pamela Díaz, a Rocío Marengo y a tantas otras, hoy está convertida en una exitosa actriz con su obra infantil Lana y el lobo, una adaptación nada menos que del cuento Caperucita Roja. Quién lo diría. La conocida Euge interpreta a Lana y Ramiro Delgado, también argentino, es El Lobo. En esta cómica obra, Lana es una fanática del tejido que se pierde y necesita ayuda para encontrar la casa de su abuelita en el bosque de colores. Allí vive un solitario Lobo, que abrumado por el frío, hará hasta lo imposible para que Lana le teja un abrigo. Así de simple, en 50 minutos Eugenia Lemos enamora a niños y padres con una dulzura y simpatía envidiables.

La obra tuvo una exitosa temporada de invierno y en verano recorrerá nuestro país con diversas funciones. “Ya tenemos algunas vendidas y mineras y empresas nos piden mucho la obra. Es muy familiar”. Pero Euge no está sola en estos proyectos. La acompaña su novio argentino Matías Kosznik, quien desempeña el rol de productor. “Estamos muy bien y como buenos argentinos somos muy generadores de proyectos”, explica. La historia de esta pareja es de película. Hace 10 años en Padua, un pequeño pueblo alejado de Buenos Aires, la argentina visitó una tienda de carteras, donde el dueño era el padre de Matías. Cuando llegó, inmediatamente quien atendía, le dijo, “tengo un hijo para presentarte” y le mostró una foto de él. De eso han pasado 10 años, ha habido peleas, pero siempre han vuelto a estar juntos. De hecho los realities han sido duras pruebas de fuego para ellos, pero Euge no asegura no volver a participar en alguno. “Nunca digas nunca. La primera vez dije nunca más y después vine a Chile y participé en dos, las ofertas económicas son demasiado buenas; si tengo que elegir hoy día, prefiero seguir mi carrera de otra manera, pero los reality también son trabajo y las posibilidades nunca se pueden descartar. Si la propuesta económica es demasiado buena, ahí estaré”, asegura. Es que esta argentina tiene carácter y sabe lo que quiere. Su norte es hacer teatro y ser conductora de televisión, y para eso está trabajando.

También asegura tener diferentes proyectos de teatro adulto y algo de moda que aún prefiere no contar. “Estoy muy feliz porque estar en otro país de extranjera y poder trabajar en lo que amo, es lo máximo. Siento que la gente me acepta, me trata bien, así que es un placer”. Eugenia Lemos tiene hoy una vida relativamente tranquila, junto a Matías y su perro León. “Sin duda los momentos más alocados de alguna manera fueron dentro de algún reality, porque a uno en la vida real no le pasan las cosas que pasan ahí adentro”. Claro que esa experiencia la ayudó a forjar su carácter, a aprender a defenderse y a hacerse valer, explica. Algo de ese carácter aguerrido mostró el día de las fotos, donde a pesar de ser poco amante de los caballos, los montó, abrazó y disfrutó. Como la mejor actriz que quiere ser, o que quizás ya es. SML

Más Artículos