fbpx
Guia de Estilo

EL COUPÉ

16 marzo, 2021

Compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Texto: Felipe Lira   Fotos: Patricio Saavedra

En una película de James Bond, en la clásica imagen de James Dean desafiando el viento en la carretera, o sin ir más lejos rodando por la autopista concesionada más cercana… El Coupé está inmerso en nuestra sociedad desde antes que tú, yo, tus padres, e incluso los padres de tus padres marcaran existencia en esta tierra.
“Nuevo Mundo” es como fue bautizada la América del siglo XVI tras su descubrimiento, y fue el siglo con mayores desplazamientos geográficos en la historia de la humanidad. Armas, comida y abrigo eran necesarios para tales travesías y así como los caballos eran utilizados para dar batalla, estaba a un solo paso la idea de que también serían grandes impulsores de estructuras donde cargar equipos y personas. Una cosa precede a la otra y fácilmente su uso comenzó a progresar dando origen a la construcción de estructuras que ancladas a este sistema de empuje marcarían un antes y un después en nuestra humanidad. Este es el comienzo del mundo de la “propulsión”, y por consiguiente será también el principio del Coupé.

En sí el Coupé se refiere a un tipo de carrocería de dos o tres volúmenes y dos puertas laterales. Históricamente siempre ha tenido capacidad para dos o cuatro personas y en origen el término era aplicado a los coches de caballos donde el Coupé (el cortado o cortar en francés) aludía a los coches de cuatro plazas con el habitáculo recortado dejando dos plazas abiertas adelante, para el conductor y acompañante, y dos cerradas atrás para los pasajeros. Al evolucionar los vehículos desde la tracción animal a la autopropulsión, generalizándose que el pasajero sea el propio conductor, el Coupé quedó representado como el vehículo de dos puertas para dos o cuatro pasajeros.Toda marca automotriz tiene siempre como estrategia concebir distintos tipos de vehículos para suplir de manera perfecta las necesidades de nuestra sociedad. Esto explica que al visitar un dealer de marca nos encontremos con valores, tamaños y estilos distintos en su vitrina. Además de las unidades puramente funcionales (camiones, furgones y otros industriales), para el consumidor común los tipos de vehículos se presentan según la etapa familiar correspondiente. Es decir, un vehículo de entrada (el primer auto; hatchback o pequeña pickup), uno para la familia joven (sedan pequeño o una SUV pequeña), el auto para familias más grandes (station wagon, sedan de mayor tamaño o pickup cuatro puertas) y por último, el auto que en nuestra jerga es conocido como el “juguete”. Bajo esta estructura el Coupé se hace presente en el último peldaño de esta lista.

Más combinaciones, un solo concepto

Según la forma de este “juguete” también surgen apelativos, el Cupé se denomina Fastback si su cristal trasero esta de forma vertical o Notchback si el mismo esta de forma horizontal. Estos últimos junto con los Roadsters (descapotables), son quienes representan a los autos deportivos. Un legado de íconos andantes. Y lúdicamente agreguemos un par de tecnicismos más: por ejemplo, los Cupés se caracterizan por tener capacidad para 2 o 4 personas aunque, en algunos casos, las plazas traseras son pequeñas y solo sirven para niños pequeños u objetos: esta configuración de asientos se llama 2+2. ¿Simple no?

A diferencia de todo lo que crece y se desarrolla junto con la humanidad, el Coupé es uno de los pocos elementos que ha logrado trascender a todo período, generación y forma. Algo no menor teniendo en cuenta que cada nueva etapa siempre resulta reemplazante a su antecesora. El Coupé ha sabido mantenerse en su estado más puro y ha hecho gala a los diferentes estilos y tendencias vistiendo de forma elegante toda nueva carrocería, chasis, tapices y motorizaciones. Acorde al génesis de esta revista, podríamos decir que el Coupé es como un maniquí perfecto, siempre listo y preparado para cada nueva temporada.

El decorador chileno Juan Pablo Molyneux en su Bentley Continental Speed 2012 y Mercedes SLS AM6 2015.

El decorador chileno Juan Pablo Molyneux en su Bentley Continental Speed 2012.
Mercedes SLS AM6 2015.

Más Artículos