ES UN ENTREVISTADO DIFÍCIL, NO LE GUSTA TOMARSE FOTOS; NO QUIERE DESPERTAR ENVIDIAS Y PREFIERE PASAR PIOLA, HABLAR POCO DE SÍ MISMO Y DE SU ÉXITO. BAJITO, CON UN ESPAÑOL DE MARCADO ACENTO FRANCÉS, EL CREADOR Y DUEÑO DEL BACO SE AMPLÍA CON UNA NUEVA E INÉDITA PROPUESTA: ALIGOT, DONDE SE COME SÓLO UN PLATO, POR UN PRECIO ACOTADO, SIN PAGAR PROPINA, PERO SIN CHALAS NI SUDADERA. A LA ALTURA DE LA MESA.

Por: Ximena Torres Cautivo / Fotos: Carlos Ortega

Ingredientes

Un francés de tamaño pequeño en la flor de la edad, la cincuentena.Un local con 200 sillas, una carta estable y 14 años en el corazón de Providencia. Otro local también con 200 sillas, en El Golf, con cuatro meses y un solo plato. Un tercer local en Montevideo, Uruguay, con un año de funcionamiento. Igual al primero.

PREPARACIÓN

Fréderic Le Baux nació en París hace 55 años, pero su denominación de origen es la región de Aveyron, específicamente L’Aubrac, en el centro-sur de Francia. Una meseta volcánica, de inviernos marcados y crudos, con una niebla persistente que durante días impide mirarse la punta de la nariz y cuya principal actividad económica es la ganadería y, por ende, la producción de leche y sobre todo de queso de vaca fresco, el famoso Lagiole. La Vía Podiensis o Ruta de Puy cruza por ahí y es parte del Camino a Santiago de Compostela. En la Edad Media, cuando los peregrinos cansados y hambrientos preguntaban qué podían darles para comer, los campesinos y monjes de la zona les ofrecían liquod, voz antigua que significa “lo que hay”. Y lo que había era simplemente pan y queso. Con el descubrimiento de América y de la papa, el pan se reemplazó por papa, dando origen al platillo regional más famoso, el aligot, un puré con virutas de queso, que se integran y estiran como hebras, suavizado con crema. Es una cumbre de la culinaria francesa, que comparte con la fondue el origen humilde; nació como una comida para pobres, pero tuvo un rápido ascenso social y hoy es la estrella en fiestas y celebraciones, en matrimonios y almuerzos domingueros especiales. El nuevo restaurante de Le Beaux se llama Aligot, porque es un manjar que lo lleva a su infancia y le recuerda su tierra, pero también porque quiso innovar con un concepto inédito en Chile: un lugar ágil, de alta calidad, donde se pueda almorzar rápido, con un solo plato en su carta –el aligot, que puede ir con filete de vacuno o de pescado– y cuesta 13 mil pesos por persona, sin propina. Esto último es una característica revolucionaria, que el empresario gastronómico francés impuso hace ya cuatro años en su nave madre, el Baco, inaugurado en 2005, en su clásico local de la calle Ricardo Lyon, y que es el emprendimiento que le cambió la vida. En Francia, Le Beaux se dedicaba a la agricultura, después pasó a ser vendedor mayorista de frutas y verduras en la región de Bordeaux, famosa por sus tintos. Luego, al transporte y finalmente a la logística. “Ahí me relacioné con muchos operadores viticultores y me empecé a hacer cargo de su transporte y distribución. En 1996, decidí vender mi empresa y salir de Francia, porque sentía que era un país que cada día me correspondía menos”, dice críptico. Estudió opciones para empezar de nuevo en otras latitudes y se decidió por Chile, donde llegó con camas, petacas, su mujer y seis de sus ocho hijos. Y la concesión del terminal de carga del aeropuerto de Santiago. Así fue su aterrizaje en Chile en 1996. Dedicado a la “logistique”, como dice con su español afrancesado, aún lejos de lo que es su negocio actual. 

ETAPA DE COCCIÓN

Elegí Chile porque era un gran país y, pese a todo, sigue siendo un gran país –dice, dando a entender que el ambiente se ha ido enrareciendo y las cosas poniendo más complejas. 

¿Qué eres políticamente? 

Yo soy jesuita, educado por los jesuitas y muy orgulloso de serlo –responde, finalmente, a la hora de definirse, después de una larga vuelta que desarrollamos a partir del porqué dejó Francia: “Yo quería vivir en un país menos rígido y estructurado, donde se pudiera emprender y crear, y Chile ofrecía eso en 1996. Francia, por desgracia, evolucionó hacia donde temíamos que lo hiciera, cuando nos vinimos. Chile, en cambio, era un gran país y, pese a los cambios, sigue siendo un gran país que permite el emprendimiento. 

¿Eres un hombre de izquierda o de derecha?

La noción de izquierda o derecha es una burla política. Es marketing creado por los que quieren posicionarse bajo una etiqueta fácil, que no representa nada, porque no tiene una ideología detrás. Si entendemos ideología como la forma en que queremos organizar la sociedad, están el collectivisme y el capitalisme. Y para mí el capitalisme permite mucha más libertad, deja que cada uno pueda expresarse sin que otros pretendan administrarle su vida. El capitalisme es interesante cuando fluye y para mí su mayor riesgo, el peor parásito del capitalisme, es el capitalista. Enemigo del liberal actual presidente de Francia, Emmanuel Macron, Le Braux no se considera para nada un conservador, pero de la por hoy famosa Greta Thunberg opina: “para mí es una herramienta de marketing. Está bien que nos ocupemos de cuidar la sustentabilidad de nuestro planeta. Para mí es una tremenda tristeza que nuestros políticos no pesquen la importancia de este tema. En la última elección presidencial chilena no hubo ninguno que levantara esa bandera, ni uno solo tenía un programa ambientalista serio. A mí el tema me importa mucho”.

¿Y eso se refleja en Baco, en su carta, en su filosofía? ¿Tienes una propuesta orgánica?

Si alguna vez has comido en Baco, sabrás que la nuestra es una carta que valoriza el producto por sí mismo y eso aplica a toda nuestra cadena de producción, incluida la anterior a nuestra intervención. Nosotros no aceptamos tener descartes por cuestiones de presentación, aprovechamos todo. Tampoco tenemos recetas donde haya que reducir lo que vamos a consumir a un porcentaje demasiado bajo. Por cuestiones ambientalistas y de salud, no usamos aditivos, emulsionantes, colorantes, espesantes, activadores de gusto, antioxidantes, nada. Me podrán criticar porque importo productos de calidad cuando no encuentro los de calidad satisfactoria, por lo que significa en transporte, pero ahí privilegio al cliente. Utilizo poca carne, prefiero los pescados y mariscos. No creo en los extremos, no me gustaría una sociedad del futuro vegana, pero también abomino del mal concepto de servir platos enormes, excesivos. Yo soy muy sensible al derroche. A mí botar carne a la basura realmente me duele. Primero por respeto al animal que fue sacrificado en vano al hacer eso y luego por la tremenda pérdida en sí que eso representa. Yo pienso que se debe educar a la gente, sensibilizarla para que entienda el consumo de carne como un sabor y no como un ingrediente para llenarse hasta hartarse. Si podemos acostumbrarnos al placer de consumir un trozo de carne de 50 gramos y no 250, y más, como se usa, valorando el acompañamiento, daríamos un salto cultural y ambiental.  

¿Es verdad que odias el pollo chileno?

Odiar es una palabra muy fuerte. En mi carta no hay pollo y me encantaría, pero efectivamente no tenemos buen pollo en Chile. Recién están apareciendo algunas producciones de calidad. Un buen pollo en Francia es de seis meses de crianza, tiempo que permite a la carne desarrollarse, acá los pollos son de esa variedad que se llama broiler, una especie hybride completamente voraz que llega a su peso óptimo a las 5 semanas, ¡cuando es todavía una guagua! Si agregas a eso las carnes de pollo infiltradas o marinadas y, lo peor, el golpe de frío que se les da para su conservación. Están medio congelados, lo que hace que la membrana celular, se abra y es fatal. Acá hacen con el pollo todo lo que no se debe hacer.  

EMPLATADO Y PRESENTACIÓN

En 2005, Frederic Le Baux decidió hacer otro cambio radical: vendió la concesión que tenía en el aeropuerto de Santiago y, sin ser chef ni tener estudios de gastronomía, instaló un restaurante. 

¿Por qué el

cambio de rubro?

Nadie está feliz con la logística. Es un servicio necesario, pero caro, por el cual a nadie le gusta pagar. Yo era un gran consumidor de restaurantes por mi trabajo. Me gustaba ir a almorzar, a cenar. Así me fui entusiasmando por un negocio donde uno no fuera intermediario y el trato fuera directo con el cliente. Para mí la industria gastronómica es venta de felicidad y placer, y yo quería hacer eso: entregar momentos de felicidad de manera directa a las personas. 

¿Por qué lo llamaste Baco?

Dar con el nombre no fue fácil. No fue algo que cayera simple. Quería algo corto, llamativo y que se relacionara con el vino. El rey griego Dionisio tiene un nombre largo y difícil de escribir. Así pensamos en el dios de la fiesta y de la felicidad, Baco. Además, cada día me identifico o me parezco más a él, que partió como un angelito flaco y, poco a poco, se fue poniendo más redondo, igual que yo. Con los primeros siete años dedicados a recuperar la inversión, pero capitalizando en reputación y estabilidad entre una selecta y fidelísima clientela, Baco cumplió robustos 14. Sus marcas de fábrica son una carta de platos franceses tradicionales donde destacan el filete béarnaise, el confit de canard, el boeuf bourguignon, y el dulce final aportado por una de las mejores creme brulee del mercado; la novedad de ofrecer vino en copas, que vino a poner cordura a los escandalosos precios que cobraban los restaurantes nacionales por una botella –tres y hasta cuatro veces más que en supermercados y botillerías– y contribuyó a educar en la cata y el conocimiento vinícola a las nuevas generaciones; y el que no se deje propina, revolución cuyo lanzamiento coincidió con una figuración mediática no buscada: el miniescándalo del dress code. Fue hace tres veranos que Luis Larraín, el ex director de fundación Iguales, tuiteó que fue al Baco con sandalias y le trajeron un par de zapatos para que se cambiara antes de dejarlo entrar. Ardió la pradera digital, pero monsieur Le Beaux no agachó el moño frente al bullying en redes. Hoy insiste en su punto: “hay personas que salen a comer una vez al mes, se preparan, se lo toman en serio y lo hacen para comprar felicidad en un lugar grato, bien atendido, bien puesto, donde se respeta al otro en todo sentido, y las reglas son claras”. Si quieres comer con chalas y los pies entierrados, búscate otro lugar, es el mensaje. Lo mismo si andas con sudadera, jockey y hawaianas. Así de simple. “Aunque públicamente fui muy criticado, muchos clientes en forma directa me felicitaron”, dice, pasando del tema. Otra regla no de facha, pero sí de conducta es que en el Baco no hay wifi. Un letrero señala que aquí la conexión es personal, cara a cara, mirándose a los ojos.

MARIDAJE

¿Cuánto pesó en que eligieras Chile para vivir el que fuera un país productor de vino?

Poco. No sabía mucho del tema, pero hice mi aporte en materia de consumo nacional de vino. Cuando llegué en 1996, se producía para la exportación, ahora la cosa ha evolucionado bien y las personas han aprendido, saben. Yo soy de vinos ligeros, fáciles de tomar, como pinot noir, cinsault, syrah. Otra contribución nuestra en la materia es que cada dos semanas hacemos la selección para la carta de vinos y elegimos por calidad, por ningún otro criterio. El vino es un cepaje, una viña, un valle y una añada, y esto último cambia de cosecha en cosecha. En Chile, yo siempre dije que la demanda existe, lo que faltaba era la oferta; hoy esa oferta está y la gente sabe. No digo que los 18 millones de chilenos sean expertos, pero hay una buena masa crítica, lo que incluye a las mujeres. Me gusta cuando veo una mesa de puras mujeres donde están tomando bien, donde hay ideas. 

Yo pensaba que las mujeres eran de puro espumante. 

Yo siempre empujé el espumante. Cuando llegué a Chile, nadie tenía champagne por copa y era carísimo. Los dueños de restaurantes se quejaban de que no se vendía y no lo tenían por eso; yo les replicaba ¿cómo lo vas a vender si no lo tienes? Hoy ha bajado el costo de estos productos y, además, cada año el espumante chileno es mejor. Hoy vendemos mucho. 

¿Cuál es el mejor?

Un gran espumante es Azur. Tuve el privilegio de comprar una partida de magnum (botella de litro y medio, envasado a mano y muy apreciada por los coleccionistas) y puedo decir que es un espumante que compite de igual a igual con un buen champagne. Fanático de los mariscos y de los pescados, su primera opción, si de frutos del mar se trata son las machas y las ostras, “las chilenas son muy, muy buenas”, opina. Combinación perfecta para el mencionado Azur.  De otros “maridajes” exitosos prefiere no hablar.  Nos referimos a su largo matrimonio con la buenamoza Benedicte, madre de sus ocho hijos y encargada de asuntos administrativos de Baco. Tampoco habla demasiado de sus vástagos, a excepción de una referencia a la mayor, Sophie, quien es la responsable del restaurante Baco que abrieron hace un año en Montevideo. “Pensé que sería más fácil, pero en este rubro, siempre los primeros tres son a pérdida”, cuenta. Dominante, más bien serio que risueño, organizado y lleno de reglas, no parece un jefe fácil, pero llama la atención que, al hablar de sus 190 empleados, de los cuales 120 son del Baco de Lyon, 40 del Aligot y 30 del Baco de Montevideo, diga: “desde el momento en que alguien está en mi equipo es porque yo lo quiero”.  Por eso, quizás resalta tanto su idea de darles estabilidad y seguridad a través de un contrato con sueldo fijo y no del sistema de propinas.  “Yo les he dado la posibilidad de tener cuenta corriente, salud, crédito hipotecario, todo lo que tú y yo tenemos, en vez de vivir en la precariedad de las propinas. Uno en este negocio debe amar a su gente y apasionarse por la organización. Esas son las bases de un equipo que trabaja junto en momentos de gran estrés”, asegura. “La cocina de un restaurante es como una gran batalla, donde para que todo ande bien, debes tener todo organizado, sin errores. Todo mi sistema se basa en la confianza. Yo bajo, miro, me paseo, pero en mis restaurantes, el jefe de cocina o chef y el jefe de salón, son los generales. Ellos mandan; yo a ellos les entrego toda mi confianza”, finaliza. SML


LAS VUELTAS DE LA VIDA CREARON UN MATRIMONIO COLABORATIVO DE DOS ARTISTAS NOTABLES, QUE HA DURADO MÁS Y HA DADO FRUTOS MUCHO MÁS VIRTUOSOS QUE LA MAYORÍA DE LOS MATRIMONIOS TEXTUALES. ES EL CASO DE ANTONIO BANDERAS Y EL DIRECTOR PEDRO ALMODOVAR (DESCUBRIÓ AL JOVEN ACTOR CUANDO SE PRESENTABA EN EL TEATRO NACIONAL DE ESPAÑA), QUIENES HAN DADO VIDA A OBRAS MONUMENTALES DEL CINE CONTEMPORÁNEO: LA LEY DEL DESEO, MATADOR, ÁTAME Y MUJERES AL BORDE DE UN ATAQUE DE NERVIOS, INICIANDO UNA HISTORIA EN COMÚN QUE ES PARTE YA DE OTRA HISTORIA MUCHO MÁS GRANDE, LA GRAN HISTORIA DEL CINE. 

Banderas partió rumbo a Hollywood en 1991 sin saber una palabra de inglés, debutando con Los Reyes del Mambo. Se quedó en Los Angeles durante muchos años, trabajando en el cine norteamericano y contrayendo matrimonio con la actriz Melanie Griffith, mientras que, al mismo tiempo, se divorciaba de su primera mujer, la actriz española Ana Leza. Su segundo matrimonio duró hasta el 2014, fecha en que regresó a España. La pareja tuvo una hija, Stella del Carmen. Antes de radicarse definitivamente en su país natal, en 2011, Banderas se reunió nuevamente con su mentor, Pedro Almodovar para realizar La Piel Que Habito, interpretando a un cirujano plástico frío y cruel. En el plano personal, el 2014 inició una nueva relación con Nicole Kempel, una gerente de inversiones de origen holandés. La pareja se radicó en Málaga, la ciudad natal de Banderas. Fue allí donde Almodovar visitó a su amigo ofreciéndole el papel estelar en su nuevo filme Dolor y Gloria, una cinta de corte autobiográfico muy distinta a las anteriores. Antonio Banderas realizó, según la critica y el público, el mejor trabajo de su carrera profesional, al punto de ser elegido como el mejor actor en el pasado Festival de Cine de Cannes y pudiendo ahora nominarse a los Oscar y Globos de Oro.

¿Cuál fue su mayor desafio al protagonizar Dolor y Gloria?

Siempre es un desafio interpretar a alguien que existe. Y si esa persona es tu amigo, lo es aun más. Agrégale que la misma persona está detras de la cámara, y se convierte en un reto extraordinariamente complejo. Pero resultó ser una experiencia muy placentera, porque comencé a crear este personaje subconscientemente hace nueve años atrás. Y ocurrió cuando trabajé en La Piel que Habito, la primera película que volví a hacer con Pedro (Almodóvar) después de 22 años. En el intertanto, yo había trabajado en EEUU con muchos cineastas norteamericanos. Después de varios ensayos, Pedro me dijo que “todas esas cosas que aprendiste con los norteamericanos, a mi no me sirven”. Sus palabras hirieron mi amor propio, pero no lo confronté, aunque terminó siendo un rodaje bastante tenso, me refiero a una tension creativa. Porque seguíamos siendo muy buenos amigos. Y ahora, después de ver Dolor y Gloria, me dí cuenta que él fue capaz de sacar desde dentro de mí a un personaje que yo no sabía que existía, lo que me hizo reflexionar que yo necesitaba ser más humilde y de no resistir sus indicaciones como director.

¿Qué fue lo primero que le preguntaste?

Por qué quería hacer esta película en ese momento de su vida y por qué deseaba que yo interpretara su alter ego. Uno de los temas más emotivos de la cinta, es que se muestra la adicción y rehabilitación de Pedro y la relación con su madre. 

¿Qué instrucciones te dió?

Los actores nos alimentamos de nuestra propia vida, tratamos de entender a los personajes y qué parte de nuestra vida podemos usar para crearlos.  Yo tuve una experiencia hace dos años y medio, sufrí un ataque al corazón. Fue una bendición, una de las mejores vivencias que me han sucedido, porque me mostró de una manera muy fuerte lo que es más importante en la vida. Y me ayudó a eliminar lo que yo creía que era importante y lo que no lo era. Concluí que lo más valioso para mí era la familia, los amigos, y la máquina que me hizo convertirme en actor, contándole historias a otras personas. Sufrí el ataque en la mañana y me operaron esa misma noche, colocándome tres stent en la arteria coronaria. En el hospital me atendió una enfermera anciana, quien me hizo una pregunta bastante extraña: “¿cree en la cultura popular?” Le contesté sorprendido: “qué?”, y ella me respondió “¿por qué se dice te quiero con el corazón y no, te amo con mi cerebro o mis riñones?”. En ese momento le contesté que no sabía, que me lo explicara ella. Y así lo hizo, señalándome “porque el corazón es mucho más que un órgano encargado de enviar oxígeno al cuerpo, es una bodega de sentimientos. Y Antonio, te advierto que dentro de los próximos meses tu estarás muy triste”. Entonces le pregunté, “¿quieres decir deprimido?”, y me dice que “triste, pero saldrás de ello con una idea mucho mejor de quién eres y de cuál es tu papel en la vida”.

Y, ¿qué pasó?

Tal cual. Sucedió exactamente lo que me describió. Durante meses, reaccioné emocionalmente frente a todo, miraba una película y lloraba a mares, cualquier cosa me afectaba. Cuando rodabamos la película, Pedro lo detectó immediatamente aconsejándome que “no lo escondas, te conozco Antonio y tratarás de esconderlo, porque te quieres presentar frente al público todavía como un hombre atlético, como el tipo que siempre has sido, pero acepta que lo que te ocurrió es bueno para tu personaje, es una experiencia más que tuviste en tu vida”. Tenía razón, se trataba de la aceptación y que esta vez crearía mi personaje de una manera distinta. Y desde ese momento usé toda la experiencia que viví con mi ataque al corazón en su película.

¿Y hoy, qué opinas de la muerte?

Más allá del lugar común de que es la única certeza y que todo lo demás es relativo, cuando la ves tan cerca de ti como aquella mañana y realmente piensas que vas a morir y sientes que ese momento es perfecto, que es lo único perfecto en tu vida, y luchas contra ese sentimiento de querer partir, tratas de respirar, esperando a la ambulancia mientras resistes y resistes. Entonces te das cuenta que el dinero es algo intelectual y te dices “voy a comprar un teatro, algo que puedo tocar, subirme al escenario, ver a jóvenes llegar allí. La plata en el banco, ¿para qué sirve? 

1. Eva Cobo y Banderas en Matador, de Pedro Almodóvar, 1986.
2. Ganando la Palma de Oro del Festival de Cine de Cannes como el Mejor Actor, 2019. 3.Banderas y  Carmen Maura en Mujeres Al Borde de un Ataque de Nervios, de Pedro Almodóvar,1988.
4.Victoria Abril y Banderas en Átame, de Pedro Almodóvar, 1990.

Otra escena excepcional de Dolor y Gloria es el beso apasionado que intercambian con tu ex amante. ¿Te cuestan esas escenas?

Cada vez que he interpretado a un personaje, aunque sea secundario, me he comprometido a transformarme en una persona que no soy yo. No soy un héroe, e interpreté al Zorro. Desde que coprotagonicé La Ley del Deseo, una de las primeras películas dirigidas por Pedro, muchos se escandalizaron viendo dos hombres haciendo el amor.  Ese mismo público no se inmuta con escenas de extrema violencia, incluyendo la violencia en cintas infantiles, pero objetan esto. ¿Qué ocurre con nuestra moralidad? incluso cuando Dolor y Gloria se estrenó en Cannes, se escuchó una exclamacion en el teatro de 3.000 personas, cuando apareció la escena que mencionas (risas). Estaba simplemente representando a mi personaje y cada vez que encarno a un carácter gay, trato de hacerlo con gran dignidad y respeto, entendiendo que dos personas del mismo sexo se aman absolutamente. Por mi parte, no tengo ningun problema en hacerlo.

¿Para ti, fue más desafiante interpretar a Pedro Almodovar o a Picasso?

Tienen complicaciones distintas. Quizás interpretar a Picasso fue un buen entrenamiento para Pedro. Picasso fue más complicado porque era una historia mucho más biográfica, tuvimos que ir paso a paso, por suerte junto a productores quienes me dieron garantías de que toda la información en el guión era real.  En cambio, con Pedro, no todo lo que se ve en la película ocurrió en la realidad. Pero aún así, la cinta es más Pedro que Pedro. ¿Por qué? Porque en la vida, no sólo somos lo que decimos. También somos lo que nunca dijimos y queríamos decir. Y en el caso de Pedro, este filme, lo dice. Es acerca de cerrar circulos que dejamos abiertos en el pasado, de llegar a tener paz con tu familia, con tu madre, con tus amantes, con tus actores, es acerca de la reconciliacion. Y todos se identifican con esto, porque viajamos por la vida con una mochila de miserias y grandezas, dolores y glorias, todos nosotros. Por eso mismo, esta cinta afecta al público, es dura.  A Pedro le gusta, durante los ensayos, leer todos los parlamentos de sus actores, pero ahora cuando llego a la frase, “mamá, lo siento porque no soy el hijo que querías que fuera”, él no fue capaz de leerla. Y yo como actor, no pude tener mejor información emocional. Esta es mi octava película con él, pero nunca viví una experiencia tan compleja y profunda.

El próximo año cumples 60. ¿Cómo te sientes al respecto?

Me siento fabuloso, satisfecho con mi vida y las cosas que he logrado. Creo que lo mejor aún está por llegar, seguiré pensando igual hasta el día que muera. Soy un optimista patológico (risas).

¿Te gustaría que algún día otro actor te interpretara en una cinta?

Ante todo, no creo que tenga una historia que merezca contarse. Y como anécdota, mi hija nació el mismo día que Pedro Almodóvar, un 24 de septiembre. Hay muchos buenos actores, pero no sé si mi vida tiene suficientes vetas dramáticas que justifiquen llevarla a la pantalla.La infancia de Banderas fue apacible, sin drama. Vivía en una dictadura, pero no sabía de esas cosas. La manera como describe a la España de su niñez es la de un país anestesiado. No fue hasta que cumplió los 15 años y Franco murió, cuando tomó conciencia de lo que estaba ocurriendo y todas las cosas que habían sido reprimidas en su país.  “Paralelamente comencé a crecer como hombre, al mismo tiempo que España transitaba de la dictadura a una democracia. Pero tuve un padre y una madre que eran buenos, y un hermano que hasta el día de hoy es mi mejor amigo. Tengo recuerdos de una infancia feliz”, cuenta.

¿Cómo crees que esos días influyeron en la persona que eres hoy?

Creo que se produjo un esfuerzo colectivo en mi país de intentar perdonar todo lo que hicimos en el pasado. Surgió un grupo de políticos que eran muy buenos y que tuvieron la capacidad de negociar para salir adelante. Y hubo un esfuerzo social para sobreponerse y crear algo nuevo. 

¿Crees que estuviste a la altura de las expectativas de tus padres?

Mi madre fue una niña que creció durante la guerra. Era muy joven, tenía cinco años cuando comenzó la Guerra Civil Española. Vió horrores y creció con miedo. Por lo que su sueño para mi era la seguridad. Que trabajara en un banco, descansara sábados y domingos, y tuviera un mes de vacaciones al año. Que me casara, y tuviera un niño y una niña. Yo tenía mis propios sueños y la encaré. No seguí sus consejos. Años más tarde, recuerdo que cuando estrenamos Evita en Londres, mi papá y mamá estaban felices, esa es la imágen que tengo de ambos, caminando por la alfombra roja conmigo. Y llevaron con ellos mi éxito hasta el día de su muerte.

¿Cuáles son tus mayores intereses en esta etapa de tu vida?

A consecuencia de mi ataque cardíaco, me estoy enfocando en el teatro. Compre uno en el sur de España, un sueño que tenía antes de dejar Málaga. Es la manera más perfecta para arruinarme. Ríe y cuenta que está perdiendo mucha energía y dinero, y que lo inagura en noviembre. “Tenemos una alianza con una escuela privada de 600 estudiantes que estudian cine, baile y canto. Para mí es una satisfacción poder pasar mis experiencias a la nueva generación. Es una de las cosas más hermosas que han ocurrido en la vida, por lo que pienso dedicarle mucho tiempo a esta actividad”, asegura.

¿Participan tus amigos?

Los amigos que tengo son los mismos que tenía a los 15 años. Continuamos la relación y muchos ahora trabajan en mi teatro en distintas posiciones, no solamente artísticas, sino que también administrativas. Me gustaría que nuestra primera producción se vea en Nueva York y quiero que el público se fije en el talento de estos chicos de España.

¿Qué opinas de Hollywood?

Hollywood ya no es un lugar, es una marca. Ya no importa dónde se hagan las películas, el mundo cambió; hoy tenemos las plataformas como Netflix, Amazon, Hulu. Estos cambios son muy buenos para los actores, ya que genera mucho más trabajo. sml


PRIMERO NADADOR, LUEGO ACTOR, DESPUÉS MODELO DESCUBIERTO POR MARIO TESTINO Y HOY EMPRESARIO GASTRONÓMICO CON BASE EN ESTADOS UNIDOS Y SERIAS GANAS DE EXPANDIRSE A AMÉRICA LATINA. ESTE PERUANO DE 30 AÑOS, QUE SE HIZO VIRAL COCINANDO SIN POLERA, LE PONE POCAS O NINGUNA BARRERA A SU PULSIÓN POR PROBARSE EN DISTINTAS CANCHAS Y LO HACE CON ESTRATEGIA Y CUERPO DE ATLETA. AQUÍ, UNA CONVERSACIÓN QUE SE INICIÓ EN EL PASADO CARNAVAL DE RÍO, DONDE FRANCO NORIEGA DESFILÓ DISEÑOS DE JEAN PAUL GAULTIER, Y CONTINUÓ POR FONO SANTIAGO-NUEVA YORK, DONDE VIVE HACE AÑOS.

El recuerdo es nítido. La primera vez que vi a Franco Noriega fue un sábado por la tarde, días antes de que comenzara el Carnaval de Río. Yo estaba echada en una reposera del Copacabana Palace, con la mirada perdida en la piscina, cuando entre tanto cuerpo en traje de baño, uno destacaba por completo: el de un tipo alto, de rulos desordenados, brazos, pectorales y abdominales al descubierto y trabajados con dedicación, que con un short rojo, zapatillas, una mochila en la espalda y un skate en la mano atravesaba la escena para salir del hotel. “Estupendo”, pensé, y seguí en modo avión. No volví a mirarlo hasta dos días después cuando, por alguna razón que desconozco, una de mis hermanas, que sabía las razones de mi viaje a Brasil, me mandó un mensaje del estilo “mentira que estás con Franco Noriega” y una breve, pero contundente explicación de su “fama” continental, avivada por los videos en que cocina de torso desnudo; virales que llamaron la atención, incluso, de Ellen DeGeneres, que lo entrevistó en su show. Supe entonces que el tipo del skate era el modelo peruano elegido por el diseñador francés Jean Paul Gaultier para desfilar sus diseños en el sambódromo, motivo de mi estadía en Río. Los siguientes cinco días, el tipo del cuerpo esculpido por los dioses fue mi compañero de trabajo. Mismos desayunos, mismos almuerzos, mismas van para trasladarse de lado y lado. Mismo team. 

¿Cómo se hace para sentarse frente a un hombre descomunalmente atractivo y que ese ruido mental no contamine cada saludo, cada diálogo?

Franco Noriega lo hace fácil: es educadísimo y gracioso. Como ese compañero de colegio que siempre hace reír y a la vez escucha. Fue cuestión de tiempo para que en la terraza del mismo hotel, mientras desayunábamos, yo le preguntara por qué diablos en su plato había ocho huevos duros y aprovechara el vuelo para aclararle que los musculosos no son lo mío. Que un tipo de 30 años estaba fuera de mi radar. Que un modelo Dolce & Gabbana no me interesaba en los más mínimo. Rompió en carcajadas. 

Meses después, retomamos el diálogo y vía telefónica sostuvimos esta conversación Santiago-Nueva York, donde ha hecho su vida. 

Actor, modelo, chef, empresario. ¿Qué eres, finalmente? 

Me defino como una persona multifacética. Me mudé aquí, a Nueva York, para estudiar canto y actuación en la American Academy of Dramatics Arts, hace casi 12 años, y en este tiempo he ido aprovechando las oportunidades que se me han ido presentando en el camino. Llegué y se presentó la posibilidad de modelar. Mario Testino me “descubrió”. Es una carrera que me ha dado muchísimas cosas interesantes en mi vida, soy quien soy –en cierta manera- gracias a los años que vengo modelando. Después de un tiempo en eso, de haber trabajado para Calvin Klein, Dolce & Gabbana y Hugo Boss, llegó el momento en que se puso un poco monótono. Vengo de una familia de restoranteros. Mis papás tienen varias  cadenas de comida en Perú, entonces fue un poco natural para mí pasar a la gastronomía. Estudié en el French Culinary Institute, aquí en New York.

Antes de todo eso, fuiste nadador. 

Desde los 12 hasta los 17 fui nadador profesional y estuve en varias competencias internacionales. La natación, lo que aprendí de ella, ha sido fundamental en mi vida. Cuando eres atleta piensas en metas. Metas a corto y mediano plazo. Siempre tienes una meta que lleva a otra cosa más grande. Y ahora en mi vida, veo las cosas que hago con metas, constantemente estoy poniéndome dónde quiero llegar. La disciplina es otro tema. La natación es un deporte extremadamente voraz, que requiere muchísimo esfuerzo y, obviamente, una mentalidad muy fría, porque realmente las milésimas de segundo cuentan. He pasado por la natación, por el modelaje, por la comida y ahorita estoy en la música, una de mis pasiones y uno de los motivos por los que salí del Perú.

¿Qué te sigue conectando con Perú?

Mis orígenes en Perú y mi familia son de las cosas más lindas que tengo. Tuve la suerte de crecer en una familia muy consolidada. Mi familia es todo, lo sigue siendo. Tengo una hermana, Andrea, un año mayor, mi compañera de vida. Mis padres trabajaban muchísimo cuando éramos pequeños, estaban muy enfocados en hacer crecer el negocio familiar gastronómico y no estaban mucho en la casa. Estábamos con Andrea casi todo el día al cuidado de Delfina, que nos crió y a quien considero como mi madre. Tengo recuerdos muy lindos de nosotros siempre juntos, principalmente en la cocina, con Delfina cocinando. Con mis papás, en tanto, viajábamos muchísimo fuera del país y ese era el momento en que ellos podían realmente desconectarse y darnos su atención al 100%. En Lima mi vida era muy apegada al mar. Me encantaba correr en tabla. 

¿Te costó emigrar a Estados Unidos?

Es que cuando decidí salir del Perú ya había viajado muchísimo. Cuando nadaba,  todos los veranos -de enero a marzo- partía a algún lugar a entrenar. México, Argentina, Brasil, Estados Unidos, incluso estuve en Chile entrenando en el Estadio Italiano. Fue muy natural para mí tomar la decisión de buscar nuevos horizontes y nuevas propuestas. Y Nueva York era una ciudad que a mí me traía una ilusión muy grande. Todo lo que veía de NY siempre era muy cinematográfico. Es increíble, porque ya llevo aquí 12 años y sigo sintiendo lo mismo por esta ciudad. 

¿Cómo fue ese primer contacto con NY?

Fue increíble porque venía de estudiar Administración y Negocios Internacionales en la UPC de Perú y llegar a esta ciudad me cambió completamente el formato al  estar expuesto a tantas culturas y todos persiguiendo el arte. Dos años después conocí a Testino. 

Estudiaste actuación, pero no hiciste carrera en eso.

Decidí aprovechar la oportunidad del modelaje. Pero durante ese tiempo de formación como actor, pude conocer lo que significa la exploración, la exploración cuando uno va creciendo, en ese momento yo tenía 17-18 años, acababa de llegar, todavía era un teenager. Ese nivel de libertad que te da una ciudad como NY y estudiar una cerrera como Arte Dramático, que finalmente es tan libre y te abre la mente de tantas maneras, abre tus emociones y te puedes poner en diferentes papeles. 

Cuéntame de tu experiencia con Testino. 

Fue surreal. Lo conocí por una amiga de mi mamá. Me encontré con él un martes, en el Soho, me hizo unas polaroids, muy rápido, de frente, de costado, 3/4; y me dijo “seguimos en contacto”. Dos días después me llamó y me dijo: “Franco, te acabo de bookear para la campaña de Dolce & Gabana que es en Londres y tu avión sale mañana”. El viernes estaba viajando a Londres para hacer una campaña. 

¿Qué tal la vida de modelo en ese nivel?

El modelaje te abre las puertas de una manera impresionante, conoces lugares  impresionantes, los mejores hoteles y fiestas. 

¿Es distinto al circuito del modelaje femenino?

El mundo de modelaje de hombre, a diferencia del de la mujer, efectivamente es más limitado. Es por eso que decidí también buscar otros horizontes en la cocina. Las mujeres pueden llegar a ser súper modelos y los hombres realmente no. Puedes trabajar toda tu vida de modelo, la carrera es muy, muy larga, incluso más que la de la mujer, porque el hombre en verdad se pone mejor con el tiempo, pero no es tan bien pagada. Es más bien un trampolín para llegar a hacer otra cosa. 

¿Cómo te han caído las acusaciones de abuso contra Testino?

Sólo puedo hablar de mi experiencia con Mario, siempre de muchísimo respeto. Es un excelente fotógrafo. Creo que definitivamente el mundo de la moda necesita fotógrafos como Mario y lo extrañamos a morir. Las acusaciones que ha recibido por parte de otros modelos son cosas que realmente no puedo imaginar. Sé que él  es súper bromista y sensual a la hora de hablar, bromea mucho con el sexo y creo que es parte de esa picardía que hace que sus fotos sean tan provocativas, porque en pleno set siempre hay una especie de broma en torno a eso. Pero más allá de la broma, realmente no ha pasado. Espero que regrese muy pronto a la  moda, porque definitivamente se le extraña. 

¿Cómo fue tu paso desde la moda a la cocina?

Trabajé en Macy’s un tiempo, como director creativo de las líneas millenials, y luego, con ganas de hacer algo distinto e influenciado por la tradición de mi familia y también del Perú, estudié en el Internacional Culinary Center en el French Culinary Institute con la idea de abrir un restaurante. No sabía en ese momento cómo se llamaría, sí sabía que iba a ser un restaurant de comida peruana. En Perú cocinamos mucho con la brasa, una manera muy latina también de cocinar. Primero abrí Brasa y un día estaba caminando en el Lower East Side, en Manhattan, y vi un lugar pequeño, casi listo para abrir. Decidí entonces abrir Baby Brasa. Es un restaurante de sesenta mesas. Hacemos comida orgánica peruana.  No hay nada mejor que comer rico y saludable. Tiene también, un concepto joven, cool. 

Un antes y un después lo marca tu performance cocinando sin polera. 

¡Definitivamente! No hubo mucho brainstorming detrás. Estaba en mi casa, muy cómodo, muchísima gente siempre me decía “oye, Franco, qué comes para lucir así” y, en paralelo a estar abriendo el restorán, comencé a dar tips sobre mi sistema de alimentación. Me hizo sentido hacerlo sin camisa para que la gente pudiera ver que, efectivamente, si se come de esta manera, pueden obtener mis resultados. De tips, estos videos escalaron a virales y fue así que me invitaron a shows como el de Ellen DeGeneres. Eso marca algo muy interesante en mi carrera: la atención del público hacia ver un contenido nuevo, una propuesta diferente. 

Eres bien estricto en tu dieta. Cero alcohol, ocho claras de huevo al desayuno y harta restricción. ¿Vanidoso o saludable?

No hay mucha vanidad. Tomé muchísimo en un momento de mi vida, pero hace casi ya diez años que dije “no más alcohol”. A lo más me tomo de vez en cuando una copa de vino, pero no es que me encante la sensación que da el alcohol. Y bueno, las ocho claras de huevo, es mi desayuno porque tengo un metabolismo extremadamente acelerado, entonces comer tanto huevo en la mañana me da la oportunidad, primero, de llenarme; pero también hay cerca de seis gramos de proteína por huevo y ahí ya son casi 50 gramos de proteína en la mañana y súper limpia, libre de grasas. Es una súper forma de empezar el día. En un lugar como Río de Janeiro es perfecto: me levantaba en la mañana, me tomaba un jugo de frutas, las claras de huevo, y me iba en skate por toda la playa de Ipanema y Copacabana hasta Leme. Ese tipo de desayunos te carga para poder hacer un full día de ejercicios. 

Pero te reconoces guapo 

Gracias por el piropo, pero la verdad es que no lo pienso tanto. Es evidente que mi apariencia me ha abierto puertas, por supuesto; pero por otro lado, en la contraparte, hay este estereotipo que un chico guapo o una chica muy linda puede ser algo tonto o tonta, y creo que es a veces un poco tratar de probar que el estereotipo es incorrecto en mi caso. 

Estás viviendo un momento bien especial en NY: el #Metoo por un lado y Trump por el otro

El movimiento #Metoo le ha dado voz a muchísimas mujeres y hombres que se han sentido expuestos al acoso sexual en entornos profesionales. Es muy importante porque ha empoderado a muchísima gente y creo que en momentos como los de hoy, con un presidente como el que tenemos, que dice lo que quiere sin ningún tipo de censura, este movimiento es muy necesario para la humanidad. SML


Después de 8 meses de trabajo, el emblemático Hotel Termas de Chillán, encumbrado en plena cordillera de Ñuble, reabrió sus puertas en medio de la temporada de invierno. Quienes conocían el hotel se encontrarán una grata sorpresa: 113 habitaciones relucientes, un spa de tres pisos, la incorporación de un nuevo café, bar y restaurante completamente modernizados; todo con una decoración cuyo principal actor es la llamativa naturaleza de la zona. ICC Inmobiliaria, la empresa dueña del hotel y ligada al empresario Guillermo Harding, se propueso hacer de este lugar uno más acogedor, familiar y moderno, con espacios más íntimos y una identidad chilena única, pensada para que los visitantes puedan vivir una de las mejores experiencias de montaña que del país. El imponente bosque que rodea al hotel fue la inspiración para dar forma a su interior, que cuenta con materiales naturales, especialmente madera nativa, piedras del propio valle y cobre chileno para otorgar calidez a las áreas comunes. “Construir un diseño elemental, incorporando lo natural y abstrayéndose de sus morfologías para traer el paisaje al interior fue parte del objetivo, así como mimetizar la arquitectura con el entorno y lograr consistencia con el lugar. Fue esa la generatriz que inspiró el trabajo arquitectónico”, dice el arquitecto jefe del proyecto, Rodrigo Caldera. El interiorismo y decoración fue desarrollado simultáneamente con la arquitectura del proyecto, donde se trabajó de manera conjunta el concepto inicial. La decisión fue actuar en concordancia con la naturaleza y, además, añadir el rescate de artesanías identitarias de Chile. El conjunto le otorga al hotel una personalidad chilena cordillerana única en su clase. “Este es un hotel con denominación de origen chileno, que rescata la artesanía criolla para resignificarla con innovación y tecnologías”, finaliza Cuevas, arquitecto experto en interiorismo de hoteles y a cargo de la decoración del proyecto.   


AMOR A PRIMERA VISTA


Texto Francisca Pérez-Cotapos Fotos Pedro Roca y Axel StÜrken

Una bocanada de su aire salado. Ese que marino y engavionado anuncia la presencia de un mar que se presiente, pero que no llega ni llegará, bastó para saber que había llegado a puerto. Al puerto más fascinante y emblemático del norte de Europa, que casi tan antiguo como la ciudad misma, fuera fundado en 1182 y que es hoy el segundo puerto europeo más importante después de Rotterdam y noveno en el mundo.  

Hamburgo, ciudad de mil caras, ciudad de contrastes, donde lo sofisticado y lo sórdido parecen haber llegado a un sano acuerdo y conviven en perfecta armonía, donde lo único evidente es la elegancia y el agua que la rodea, su sobria, franca, rotunda y casi despiadada elegancia. Lo demás toca descubrirlo.

Cuna de Karl Lagerfeld y Jill Sander, la ciudad respira clase. Lo hacen sus construcciones, sus blancas villas art nouveau con estrechos jardines y embarcaderos privados, sus calles, parques, gentes y hasta sus autos, todos negros.

Continue reading →


CADA MINUTO EL OCÉANO RECIBE EL EQUIVALENTE A UN CAMIÓN DE BASURA DE PLÁSTICO EN EL MUNDO. PARA EL 2050, HABRÁ MÁS PLÁSTICO QUE PECES EN EL MAR. SE ACABAN DE ENCONTRAR RESTOS PLÁSTICOS EN EL LUGAR MÁS PROFUNDO DEL OCÉANO Y EN EL AGUA Y NIEVE RECIÉN CAÍDA EN LA ANTÁRTICA. “LA LUCHA CONTRA EL PLÁSTICO ES LA GRAN BATALLA MEDIOAMBIENTAL QUE ENFRENTA HOY LA HUMANIDAD”, ASEGURA GREENPEACE. ¿QUÉ SIGUE MÁS ALLÁ DE LA PROHIBICIÓN DE BOLSAS DE PLÁSTICO?


Texto Rodrigo Barría Fotos Biblioteca Greenpeace

En abril pasado, el estudio Human footprint in the abyss: 30 year records of deep-sea plastic debris dio a conocer un récord del que nadie podría sentirse orgulloso: el hallazgo de una bolsa plástica en la fosa de Las Marianas, ubicada al este de Filipinas, a 10.898 metros de profundidad, la parte más honda de los océanos del mundo.

“Que se haya confirmado la presencia de plástico en el punto más profundo de nuestros océanos revela que el tema requiere una solución urgente. Existe una responsabilidad corporativa que no se puede eludir. Necesitamos que la industria comience a liderar el cambio e implemente a la brevedad estrategias innovadoras para no seguir elaborando este material que ha terminado por invadir nuestros mares”, dice Soledad Acuña, coordinadora de la campaña antiplástico de Greenpeace en Chile.

Continue reading →


“MI ÚNICO PROBLEMA ES NO SER GENIAL. ESTOY EN LA SEGUNDA LIGA, NO ENTRE LOS DIOSES”, DIJO LA “MUJER MÁS BRILLANTE DE INGLATERRA” EN LOS AÑOS 80. LA MEJOR DISCÍPULA DE SHAKESPEARE Y DE WITTGENSTEIN, DAMA COMANDANTE DE LA ORDEN DEL IMPERIO BRITÁNICO, CASADA DURANTE CUARENTA Y CINCO AÑOS CON EL MISMO SEÑOR, JOHN BAYLEY, TUVO UNA VIDA DE NOVELA DE MURDOCH. MONÓGAMA PLATÓNICA, BISEXUAL, DIVERTIDA, ESCANDALOSA Y TAN FASCINANTE QUE EN SU PRIMER AÑO EN OXFORD RECIBIÓ SEIS PROPUESTAS DE MATRIMONIO. “YO SABÍA QUE ERA CAPAZ DE SEDUCIR A CUALQUIER HUMANO”. “IRIS, RECUERDOS IMBORRABLES”, DIRIGIDA POR RICHARD EYRE, CON KATE WINSLET Y JUDI DENCH SE FILMÓ DESPUÉS DE SU MUERTE SOBRE UN GUIÓN DEL VIUDO BAYLEY. QUE ESTUVO A PUNTO DE ROBARSE LA PELÍCULA.


Texto Mili Rodríguez Villouta

Tenía, como diría Oscar Wilde, “una de esas caras inglesas que vistas una vez se olvidan para siempre”. Pero también un encanto y una mirada rabiosa impactante. En sus novelas hay un reparto de alcohólicas, dandis, asesinos, promiscuidad a todo vuelo, amores locos. Y diálogos cómicos, fulminantes.

“Estaba ávida de movimiento, de acrobacia, de ruido”, dice de su juventud. Su primera novela, Bajo la red, comienza con un disparo en los despachos de Whitehall. Era 1954, al tiro fue un best seller y está anotada como una de las 100 grandes novelas del siglo XX. Murdoch tenía un efecto impredecible, un factor X: inmediatamente estableció contacto con un público que iba mucho más allá de los territorios mentales de Oxford, de donde ella venía. Iris había nacido en Dublín, en 1919, pero creció en Londres en calidad de niña prodigio. De madre cantante y padre funcionario, como si fuera una excéntrica Tenembaum, a los 13 años ya publicaba ensayos y obras de teatro.

Continue reading →


COMO NOS CAMBIA LA VIDA UN CHARQUITO DE AGUA. UN CHAPUZÓN, UN PIQUERO, UNA SIESTA POST PLAYA NO TIENEN PRECIO. PERO CLARO QUE DE POCO SIRVE UNA PISCINA O LOS MÁS DE CUATRO MIL KILÓMETROS DE COSTA CHILENA SI NO SE CUENTA CON LA INDUMENTARIA AD-HOC PARA APROVECHARLOS. Y OJO, QUE NO NOS REFERIMOS A CUALQUIER TAPARRABO; PORQUE NADAR, RETOZAR EL SOL O HACER ESCALOPA ES UN ARTE, Y COMO TODO ARTE, LA FORMA ES TAN IMPORTANTE COMO EL FONDO. 


Texto Richard Sharman Ilustración Ignacia Hofmann

El traje de baño es una especie de marcapasos de la moda. Abran cualquier álbum de fotos, revista o registro veraniego del pasado y podrán de inmediato identificar la década, o incluso el año en que se tomó tan solo pesquisando los trajes de baño de moda. ¿El traje de baño surfista?, muy 2000; ¿el preppy? muy 2010; ¿el preppy rallado?, muy 2013; ¿el corto-corto brillante? muy 70’, y así sucesivamente.  No obstante, podrán sin falta encontrar un infiltrado atemporal y desvergonzado, sea cual sea la década. Hablamos, por supuesto, del traje de baño con nariz. No hace falta mayor introducción que su nombre para de inmediato invocar la desafortunada imagen de algún familiar culpable de la trompa de lycra.

No se equivoquen: el traje de baño con nariz no es algo vintage, old school, setentero ni ‘de natación’. No, no. Es síntoma, únicamente, de total falta de empatía con el espectador. Un mal innecesario y una dosis fálica no solicitada.

La buena noticia es que evitarlo es sumamente sencillo, y no hay que sacrificar absolutamente nada de comodidad para lograrlo.

Si no quiere traje de baño tipo short, recurra al speedo tipo trunk que otorga movilidad, comodidad y además compasión con el prójimo.


UN ESTILO NO TAN CASUAL

EL ACTOR DE 82 AÑOS SE RETIRA DEL MUNDO DE LA ACTUACIÓN PARA ENFOCARSE EN OTRAS ÁREAS QUE HOY LO APASIONAN. SE TERMINA UNA LARGA TRAYECTORIA QUE LO CONSAGRA COMO UN ÍCONO DEL HOMBRE QUE HA SABIDO CULTIVAR UNA IMAGEN CASUAL QUE LO HA HECHO LUCIR BIEN Y ADECUADO EN CUALQUIER MINUTO DEL DI?A.


Texto Felipe Moraga

Con el estreno de su última película, The Old Man and the Gun, en la que encarna a un célebre ladrón de bancos junto a Sissy Spacek, Casey Affleck y Danny Glover, Robert Redford aprovecha de despedirse de su carrera como actor, aunque sin cerrar la posibilidad de continuar como director, actividad que lo hizo ganar un Oscar en 1980 con la película Ordinary People (Gente como uno).

“Nunca digas nunca, pero he llegado a la conclusión de que este es el fin para mí en términos de actuación. Voy a jubilarme después de `The Old man and the gun`, porque he estado ejerciendo mi trabajo desde que tenía 21 años. Creo que es suficiente. ¿Por qué no decir adiós con algo que es muy optimista y positivo?”, declaró en una entrevista al Entertainment Weekly. Con 82 años en el cuerpo el actor se despide de la carrera que lo mantuvo trabajando durante seis décadas.

Continue reading →


SURF

PUNTA DE LOBOS ES SIN DUDA UNA DE LAS PLAYAS FAVORITAS DE LOS AMANTES DEL SURF EN CHILE Y EL MUNDO. HACE  CUATRO AÑOS HICIMOS ESTAS FOTOS EN ESE ICÓNICO LUGAR DE PICHILEMU Y HOY, EN UNA ÉPOCA IDEAL PARA VIAJAR Y DESCANSAR EN PLENO SEPTIEMBRE, QUISIMOS PUBLICARLAS. 


Dirección creativa y Producción IPC Studio Fotos Claudio Robles y Tomás Meersohn Moda Ita Pavissich Maquillaje Josefina González Agradecimiento Hotel Alaia


La magia del séptimo continente 

CONOCER LA ANTÁRTICA PUEDE SER DEFINITIVAMENTE UNA EXPERIENCIA ÚNICA. ASÍ LO DEMUESTRAN LAS CIFRAS DE PASAJEROS QUE CON MÁS DE UN AÑO DE ANTICIPACIÓN RESERVAN SU CUPO EN ESTA EXPEDICIÓN DE LUJO QUE OFRECE LA EMPRESA ANTÁRTICA XXI. AQUÍ NO HAY GRANDES HOTELES, PIEZAS KILOMÉTRICAS O BAÑOS CON GRIFERÍAS DE ORO, LO QUE OFRECE  ANTÁRTICA XXI ES UNA EXPERIENCIA DE VIDA. SIN DUDA, ESTA ES LA MEJOR EXPRESIÓN DEL NUEVO TURISMO QUE MUEVE AL MUNDO. 


Texto Isabel Eyzaguirre Fotos Antártica XXI, Christophe Lepetit, Evelyn Pfeiffer,
Stephen Beckey y Ben Jackson 

La Antártica es el continente más frío, más alto más ventoso, más seco y más inhóspito del planeta. Sin embargo algo tiene que fascina, que hace que los turistas paguen buenas sumas de dinero por pisar su hielo, por respirar su aire, por sentir el frío del lugar más extremo del mundo. En este fascinante territorio, se encuentra más del 90% del hielo terrestre, lo que lo transforma en la mayor reserva de agua dulce del mundo. La Antártica, tiene la particularidad de ser el continente que permaneció durante más tiempo oculto para el hombre, ya que sus primeros visitantes llegaron a estas heladas tierras vírgenes hace apenas 200 an?os.

Un grupo de magallánicos, conociendo el tesoro que su geografía les regalaba, vio una buena oportunidad de negocio. Sabían que a mil kilómetros del continente tenían este enorme mundo por conocer y diseñaron un producto antártico único que combina vuelo con crucero y que hoy es furor en el mundo. Claro, menos en Sudamérica donde aún las preferencias se inclinan por un turismo más tradicional.

 

El negocio inicial de Antárctica XXI era formar un puente aéreo para entregar logística a las múltiples bases científicas que hay en dicho continente, sin embargo, el año 2003 tuvo un giro y por primera vez hicieron un crucero al continente blanco. No se equivocaron, este año serán 21 los viajes que realizarán en su corta temporada, lo que sin duda los tiene posicionados como la empresa líder en el mundo en cuanto a turismo en esta zona. Brigitte Lämmle, Sales & Marketing manager de la empresa, explica que sus principales clientes son de todas partes del mundo. “Nosotros operamos los buques más pequen?os en la Antártica con un servicio muy personalizado, con un precio que actúa como filtro. El lujo sin duda acá es la experiencia, no el enorme crucero. Muy pocas personas pueden decir ‘yo fui a la Antártica’. Ese es el lujo. Hay muchos pasajeros que vienen a conocer su séptimo continente”.

Los buques de Antárctica XXI están pensados para un marco pequeño de personas (alrededor de 70), lo que si bien acá en Chile no es muy comprendido, en el extranjero es su característica más vendedora; lo que se denomina el Small Ship Cruising. Esto asegura un servicio súper personalizado donde juega un papel fundamental el staff, o guías polares como los llaman, compuesto por biólogos marinos, ornitólogos, historiadores y expertos en la materia que participan activamente en las expediciones y en la vida de a bordo. A pesar que en la mente de la mayoría de la gente está la idea de que un viaje a la Antártica es para los súper aventureros, la realidad es que hay panoramas para todos.

De hecho uno de los principales aciertos de Antárctica XXI es que no se cruza navegando el mar de Drake, se hace en un vuelo charter privado donde en dos horas de vuelo desde Punta Arenas llegas a la Isla Rey Jorge. Nada de cuatro días de sufrimiento con enormes olas y mareos. Sin duda, un punto a favor a la hora de elegir. Hay diferentes viajes a los que se puede optar. En todos se podrán apreciar las especies que componen la fauna marítima antártica. Destacan las ballenas, elefantes marinos, focas cangrejeras y de Weddell, pingüinos Adelia, Papúa y de Barbijo, además de gran variedad de aves como Albatros y Petreles. Esto sin contar los asombrosos escenarios de glaciares, montañas y témpanos errantes.

El viaje tradicional se llama Classic Antártica, son 8 días y 7 noches, incluyendo 2 en Punta Arenas. Se recorre desde la isla Rey Jorge hacia el sur, llegando a la latitud 65 sur, lo que da un área bien amplia de exploración entre las islas Shetland del sur, la Península Antártica y el área del Canal Lemaire. Aquí hay un abanico de lugares y expediciones que se pueden hacer desde caminatas simples, con raquetas Stephen Beckey de nieve, kayak, un paseo en zodiac, entre otras alternativas.

En época de verano la temperatura fluctúa entre 5 y menos 5 grados celcius. Quienes han ido afirman que en un día soleado a ratos es posible quitarse la parka y pasear sólo con una polera térmica de manga larga; el viento sin duda, cambia el panorama. El otro programa se denomina Círculo Polar y es muy parecido al anterior, pero dura dos días más ya que en vez de llegar a la latitud 65, cruza el círculo Polar en latitud 66.33.44, que es un famoso meridiano. Ellos pueden decir ‘yo he cruzado el ci?rculo Polar’. El último es Antártica Express, que va desde Ushuaia a la Antártica por el mar de Drake, visitando las islas Shetland del sur, que a pesar de ser el más barato es el menos solicitado, ya que ofrece una estadía mucho más corta en Antártica.

Para este año ya están casi todos vendidos y Brigitte explica que en general la gente compra sus tickets con un an?o y medio de anticipación. Es que en el último tiempo ha crecido el interés por llegar al fin del mundo. Las cifras son el mejor ejemplo, la temporada 2012/2013 la empresa creció en un 100 por ciento y vendió todo, lo que demuestra su enorme potencial, y de paso tiene a esta pequeña empresa magallánica chilena con un nombre reconocido a nivel mundial.

Isla Livingston

Es un sitio sorprendente, donde usted podrá encontrar una gran diversidad de especies, entre la que llaman la atención los pingüinos Barbijo, Papúa y a veces, el fabuloso pingüino Macaroni, con su distintivo Penacho anaranjado, Petreles y palomas antárticas como también elefantes marinos.

Isla Aitcho

Se sitúa cerca de la entrada norte del estrecho inglés, en las islas Shetland del sur, entre las islas Greenwich y Robert. El principal atractivo de ésta es la presencia de colonias de pingu?inos Barbijo y Papúa que repletan el área. Además, es posible encontrarse con bandadas de Petreles gigantes y algunos mamíferos protegidos como la foca de Weddell.

Isla Decepción

Es un impresionante volcán, aún considerado activo, caracterizado por su cráter que se encuentra a nivel del mar, por lo que desplazarse en esta zona puede resultar una experiencia apasionante. Uno de los atractivos de esta isla es el conjunto de torres de roca que emergen desde el fondo del mar. Esta asombrosa formación geológica, se conoce como los Fuelles de Neptuno. En algunos sectores de este singular territorio, cuya forma es similar a la de una herradura, las aguas de sus costas pueden llegar a alcanzar los 65°c, contrastando con el gélido entorno de este rincón del planeta. En bahía balleneros podremos apreciar los restos de antiguas plantas balleneras.

Canal Lemaire

Es conocido por ser uno de los lugares más bellos de la zona, es también llamado Paso Kodak, debido al impacto que produce en los turistas la belleza del entorno montañoso, lo que los impulsa a tomar innumerables fotografías a este espectáculo de la naturaleza. Si las condiciones climáticas lo permiten, y si no está bloqueado por el hielo que caracteriza este inhóspito rincón del mundo, usted podrá vivir la experiencia única de navegar entre los acantilados. Desde ese punto, es posible observar juguetonas focas que descansan sobre los témpanos vagabundos, así como también a la ballena Minke, que frecuentemente se encuentra en estas heladas aguas.

Isla Petermann

La isla está dotada de una belleza única debido a sus grandes paredes de granito y la abundante nieve que conforma el paraje. Además, posee la colonia más austral de pingüinos Adelia y Papúa, especies migratorias características de la Antártica. En la isla Petermann usted tendrá la posibilidad de ver una colonia de cormorán antártico, especie apreciada por su garbo solemne y singular presencia. En verano, los elefantes marinos salen en manada a disfrutar del sol, tomándolo recostados sobre las rocas planas de la isla.

Isla Cuverville

Al llegar, se encontrará en una pequeña isla dominada por una gran cantidad de líquenes y profundos musgos en las rocas, únicas especies botánicas que habitan en la superficie antártica. Como parte del paisaje podrá observar diversas y variadas aves como Petrel tormenta y Skua. Aquí, también podrá deleitarse con una de las mayores colonias de pingüinos Papúa.

Bahía Paraíso

Desde Bahía Paraíso, usted podrá gozar de una de las vistas más majestuosas que ofrece el territorio antártico. Al esplendoroso paisaje de glaciares, acantilados y montañas, se suma una fauna fascinante, compuesta principalmente por pingüinos Papúa. También se pueden divisar ballenas Minke.


HAUTE BOHEMIANS

DIANA VREELAND DECÍA QUE EL OJO TIENE QUE VIAJAR, Y ESO ES LO QUE REPITE EL FOTÓGRAFO DE LIFESTYLE ARGENTINO, MIGUEL FLORES-VIANNA. ORIUNDO DE LA PROVINCIA DE MISIONES, SE HA CONVERTIDO EN UNO DE LOS MÁS COTIZADOS DEL MUNDO GRACIAS A SU MIRADA AL INTERIOR, AL ALMA DE LAS CASAS, DE LOS LUGARES Y DE LA GENTE.


Texto Ignacio Pérez-Cotapos Fotos Miguel Flores-Vianna

Lo nuevo y perfecto no es su estilo. Le gusta lo deteriorado, lo descascarado, los cables a la vista y los sofás con el género roto. Todo esto enmarcado en palacios renacentistas, castillos ingleses, soñadas casas en los Hamptons o estancias en Argentina. “Me gustan los lugares que te muestran que el mundo es grande y que el sentido de la estética puede tener muchas facetas”. Instalado en Inglaterra desde 2012, vivió también en Sudáfrica y Nueva York donde fue editor de revistas como Elle Decor, Town and Country y Veranda. Miguel Flores-Vianna ha pasado gran parte de su vida recorriendo el mundo para fotografiar lugares únicos a los que muchas veces tiene acceso gracias a su amistad con los dueños, todos admiradores de su talento y pasión por rescatar espacios y detalles que a ojos de muchos pasarían desapercibidos.

Fue estilista y productor, lo que le permitió conocer a personas como el fotógrafo italiano Oberto Gili y el francés François Halard. “A través de ellos aprendí a ver de una manera diferente, a valorar lo imperfecto y sobre todo a entender que en las yuxtaposiciones de estilos y culturas, uno encuentra una especie de perfección poco perfecta”.

Continue reading →


INSTALADA EN NUEVA YORK POR CUATRO MESES, LA RECONOCIDA ARTISTA CATALINA BAUER PREPARA UNA EXPOSICIÓN QUE EXHIBIRÁ A PRINCIPIOS DE ABRIL EN MANHATTAN Y EMPIEZA A EXPLORAR EN LO QUE SERÁ SU EXPOSICIÓN EN LA SALA DE ARTE CCU DE SANTIAGO A FINES DE ESTE AÑO. TODO SIGUIENDO EN SU LÍNEA DE DESCUBRIR Y ENCONTRARLE SOLUCIONES DIFERENTES A MATERIALES COTIDIANOS.


“Me identifico con la idea de pensar con las manos. Mi trabajo es bastante multidisciplinario, pero recurro constantemente al dibujo y al tejido como dos disciplinas desde donde puedo desarrollar obras que luego alcanzan un carácter más escultórico y que muchas veces se traducen en instalaciones y últimamente, en videos-performance. Recurrir al tejido o a un tipo de dibujo que se basa en la repetición, son mis maneras de entrar en una especie de espacio mental, que me permite pensar desde el hacer”. Así se autodefine Catalina Bauer (41) quien ha participado en numerosas exposiciones individuales y colectivas en Chile y países como México, Estados Unidos, Australia, Inglaterra, España, Rusia y Brasil, además de ganar la Beca AMA, varios FONDART y hacer residencias en Londres y Leipzig.

Continue reading →


LA ISLA SRI LANKA SE CONVIERTE EN UN FASCINANTE DESTINO TURÍSTICO GRACIAS A SU INCREÍBLE GEOGRAFÍA, PAISAJES LLENOS DE VIDA SALVAJE Y SU DELICIOSA GASTRONOMÍA.


Texto y Fotos Dac Luksic 

“Cuando le conté a mis amigos o cercanos que me iba a Sri Lanka, todos se quedaban sorprendidos. Pocas personas conocen el país o les interesa ir. Yo siempre sentí una curiosidad, sobre todo porque me fascina viajar y conocer culturas nuevas.

Llegamos a Colombo, la capital, y partimos rumbo a Galle. En los 120 kilómetros que tenía el recorrido, me impresioné con las carreteras y la buena infraestructura. Decidimos partir el viaje ahí para conocer el Fuerte de Galle, patrimonio de la UNESCO ocupado por los portugueses, ingleses y holandeses.

Al llegar, nos chequeamos en el Hotel Amangalla, parte de la cadena Aman. Era una casa colonial maravillosa del siglo XVII. Estar ahí fue como volver al pasado gracias a su decoración colonial típica inglesa y una piscina de la cual no dan ganas de moverse. Además, en su restorán se puede comer el mejor Rice Curry de la zona mientras suena música en vivo. De la ciudad impresiona el contraste que tiene, realmente increíble, muy cingalesa pero a la vez muy internacional.

El Fuerte es una auténtica maravilla, con tiendas y restaurantes por todos lados. Todo es caminable y mientras se recorre, se van encontrando rincones soñados. El clima tropical lo hace aún más exótico. Probamos el restaurante Fort Printers, instalado en lo que antes fue una mansión y que hoy, restaurada, tiene un curry de langosta que es una locura. También vale la pena probar el mejor cangrejo de la vida en The Tuna and The Crab.

Imperdible ir a la ciudad de Bentota, donde se encuentra la casa de Geoffrey Bawa, el famoso arquitecto cingalés que fue pionero del estilo Modernismo Tropical. Almorzar en los jardines es como estar en un cuento.

Otra actividad muy recomendable es hacer una clase de cocina en los campos de arroz. Fue una experiencia única que repetiría mil veces. Cocinamos comida típica cingalesa como el Rice and Curry con arroz rojo, pollo, camarones, berengena, plátano, piña y ensaladas. Todo es acompañado de gente e implementos locales. Incluso hicimos nuestra propia leche de coco tal como la hacían las familias locales antiguas.

Siguiendo el viaje llegamos a Tangalle, ciudad costera donde las playas y el ambiente llaman a relajarse y disfrutar de esta maravillosa costa. Nos quedamos en el Hotel Amanwella, también de la cadena Aman (para mí son los mejores hoteles del mundo). El hotel es un espectáculo. Está inspirado en la arquitectura de Geoffrey Bawa y es uno de los lugares más lindos que he conocido en mi vida. El nivel de detalle es alucinante, desde cómo se viste el staff con los típicos sarongs, hasta los bowls hechos de coco para limpiarse los pies. La playa es preciosa, con palmeras altísimas, arena dorada y un mar espectacular para bañarse. Todo esto siempre en compañía de un mozo que espera atento a que le pidas algo para tomar o que te cambie la toalla mojada.

Aunque casi siempre comimos en el hotel porque su cocina era buenísima, una noche fuimos al AGA restaurante, un hotelito en la costa con 6 mesas y un ambiente de lo más auténtico. Recomiendo ir y pedir el curry de pescado. Para los más relajados, una buena opción es Ceylon Riders, un lugar donde además de comer rico se puede hacer yoga.

Quienes no conocen un safari africano, tienen que ir al Udawalawe National Park a ver elefantes. Es de verdad una experiencia única. Tuvimos la suerte de ver manadas de elefantes, búfalos, cocodrilos y muchos monos. Estando ahí el mismo hotel nos preparó un picnic en una colina que fue el broche de oro de un día perfecto.

Otro imperdible es Sigiriya, una fortaleza en una roca que tiene 2 mil años. Ahí vivió el Rey Kasyapa y construyó su palacio real. Después de su muerte fue usado como monasterio budista y hoy es patrimonio de la UNESCO. Es realmente increíble. Los 200 metros que tiene se pueden subir por una especie de andamios construidos hace poco. Es impresionante pensar en cómo llegaron estas personas hasta acá. Es una de los pocos lugares en el mundo donde se aprecia tan bien la planificación urbana antigua.

Muy cerca de Sigiriya está el Templo de Oro de Dambulla, uno de los más importantes de Sri Lanka que fue construido dentro de una roca. Para terminar fuimos a Adams Peak, donde están las famosas plantaciones de té Ceylan. Aunque mucha gente va a Nuwara Eliya que es lo más famoso, esta zona es mucho más linda, auténtica y remota. Un paseo en helicóptero es muy recomendable; ver cada paisaje desde arriba es alucinante y te empapa de las maravillas que tiene este país único”.

LA RUTA PERFECTA

Colombo
1 noche.

Dambulla
2 noches en el Hotel Jetwing Vil Uyana. Desde ahí ir a conocer Sigiriya y Dambulla Cave Temple. Si hay más tiempo, tratar de ir a Anuradhapura y Polonnaruwa, dos ciudades imperiales.

Tea Trails
3 noches en el Hotel Ceylon Tea para ver Nuwara Eliya, Ela y Adams Peak. En el camino vale la pena pasar por Kandy, ciudad importante donde se ve mucho la colonización inglesa.

Galle
2 noches en el hotel Amangalla.

Tangalle
3 noches en el hotel Amanwella para terminar el viaje en la playa. Desde el hotel se puede ir al Parque Nacional Udalawawe a ver los elefantes.

Continue reading →